VI. LOCALES COMERCIALES - Tribunalsupremo sala de lo Penal 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ... 31

VI. LOCALES COMERCIALES - Tribunalsupremo sala de lo Penal

səhifə5/31
tarix26.10.2017
ölçüsü1.51 Mb.

VI. LOCALES COMERCIALES

1 . El acusado Fernando Garro Carballo, mayor de edad y sin antecedentes penales, ocupaba desde 1989 el cargo de Director General del Banco Español de Crédito. En función de los cometidos que le fueron asignados, estaba autorizado por el banco para aprobar operaciones de adquisición de inmuebles y ordenar los pagos correspondientes . Aprovechando tales facultades, planeó obtener un beneficio económico con ocasión de determinadas adquisiciones de locales para uso comercial y naves para almacén , que se describirán más abajo , resultante del mayor precio contabilizado en el Banco, que no se correspondía con el realmente estipulado en cada compraventa, notablemente inferior . De este modo, el acusado ocultaba al Banco que el coste de adquisición de los locales había sido en realidad inferior a los pagos ordenados, obteniendo así el acusado la disposición del sobrante , que no se reintegró al patrimonio del banco. A tal fin, Fernando Garro autorizó cada una de las compraventas y ordenó a los apoderados correspondientes la emisión de cheques al portador con la finalidad de ocultar la identidad del receptor y el destino último de los fondos . Para la consecución de su plan, Fernando Garro contó con la colaboración de Tomás Allende Milans del Bosch , persona de su confianza, a quien encargó la búsqueda de locales y la recepción de los fondos que , pagados por Banesto, no tenían como destinatarios a los vendedores . Además, Fernando Garro utilizó la relación de confianza que le unía con Cándido Fernández Tendero, director de la oficina principal del Banco de Progreso en Madrid, para poder depositar en esa oficina parte de los fondos procedentes de este hecho , y poder utilizarlos bajo identidades supuestas en la forma que se dirá.
2. Se efectuaron en total seis operaciones de adquisición de lcoales, que discurrieron entre los meses de febrero de 1989 y Diciembre de 1990 . De acuerdo con el importe consignado en las correspondientes escrituras se pagó un precio de aproximadamente 997.000.000 ptas. Además del precio establecido en escrituras públicas , otra cantidad fue recibida por los vendedores como dinero complementario al consignado en escrituras , pero que querían mantener opaco . Al menos la cantidad de 1550 millones de pesetas no fue recibida por los vendedores de los locales y aquella suma quedó a disposición del acusado Fernando Garro .
Las operaciones realizadas fueron las siguientes :
a) Con fecha 28 de febrero de 1989 , Enrique Garde, subordinado de Fernando Garro, y por indicaciones de éste, firmó una propuesta de adquisición del Local sito en la C/ San Mario, 12 (Finca Pinar del Rey, nº A-1861 - Madrid)

.

Fernando Garro, ocultando el valor real acordado con los vendedores , establecido en 185 millones de pesetas , autorizó la propuesta y un precio de 276 millones de pesetas . La operación se elevó a escritura pública, consignado las partes un precio de 85 millones de pesetas, efectivamente recibido por los vendedores en la siguiente proporción : 20.500.000 Ptas. por Manuel Rodríguez de Tembleque Sánchez, propietario de ¼ parte del local y que actuó representado por su apoderado Faustino Fernández ; 64.500.000 Ptas. por José Rodríguez de Tembleque Fernández-Montes, propietario de ¾ partes del local y que actuó representado por su hijo Carlos Rodríguez de Tembleque Moreno. Además de este dinero recibieron los vendedores el resto del precio acordado, 100 millones de pesetas , sin constancia documental , abonados por Banesto en cheques al portador con los números 54811, 54812, 54813, 54814 y 54825 .
Como se había autorizado por Fernando Garro el pago de la suma de 276 millones de pesetas, la cantidad sobrante de 91 millones de pesetas quedó bajo su disposición, y fue entregada , conforme a lo convenido, a Tomás Allende . Éste recibió un cheque al portador por este importe, el nº 54818, que fue compensado en el Banco de Comercio. Tras diversas disposiciones en la adquisición de determinados bienes y otras cuyo destino no se ha acreditado , de aquella suma , se transfierieron 41.500.000 de pesetas al Banco del Progreso, a través de la compensación del cheque nº 154.353, para su inversión en diversos productos financieros , integrando, junto con otros fondos, una cuenta abierta por Fernando Garro utilizando identidades supuestas en la forma que luego se relatará.
b) Fernando Garro ordenó la compra del local para almacén, sito en la calle Fundadores nº 9 de Madrid. Siguiendo instrucciones de aquél , el día 18 de abril de 1989 se formuló por el Servicio de Obras del banco una propuesta de compra en la que se establecía un precio de 221.000.000 Ptas., conociendo el referido acusado que este precio era superior al que realmente se había acordado con los vendedores. Esa propuesta fue aprobada por Fernando Garro como Director General del Banco mediante su firma y el "Visto Bueno".
El día 20 de abril de 1989 se firmó la escritura pública de compraventa entre Banesto y los vendedores, los hermanos Gonzalo y Mariano Hernández Fernández, fijándose un precio de 62.500.000 ptas, correspondiente a la mitad del precio pactado por la adquisición. Así los vendedores recibieron además de esta suma otros 62.500.000 pts. .
Del total de cheques emitidos por el Banco, que importaban la cantidad de 221 millones de pesetas, los vendedores sólo recibieron 125 millones. La cantidad restante, esto es, 96 millones de pesetas, se pagó mediante el cheque al portador de Banesto nº 54831 que, con , conocimiento del acusado Fernando Garro, fue entregado a Tomás Allende y compensado por este en el Banco de Comercio. Esta cantidad quedó a disposición de Fernando Garro , realizando diversas disposiciones Tomás Allende con su autorización . Con cargo a dicha cantidad se emitió un cheque por importe de 45.000.000 Ptas que fue compensado en el Banco de Progreso, que pasó a integrar la misma cuenta referida en la operación anterior y de la que luego se dirá. c) Por orden de Fernando Garro Carballo , el Servicio de Obras del Banco formuló el 22 de junio de 1989 una propuesta de compra de unos Locales para almacén en la C/ Mesejo de Madrid (nº A-1866) en la que se establecía un precio de compra de 469.000.000 de pesetas , rectificado de forma manuscrita hasta quedar establecido en la cantidad de 445.500.000 de pesetas. Esta propuesta fue aprobada con el “Visto Bueno” y la firma del propio Fernando Garro, conociendo que el precio acordado con los vendedores era notablemente inferior .
El día 4 de julio de 1989 se firmó la escritura pública de compraventa de estos locales entre los apoderados del Banco Español de Crédito y los vendedores, la Sociedad "Consorcio del Envase Industrial, S.A.", fijándose en ella un precio de 240.000.000 de pesetas. Además de esta suma, y la cantidad de 14.400.000 ptas. como gastos por transacciones patrimoniales que también fueron abonados por el Banco, el Banco Español de Crédito emitió un cheque al portador (cheque nº 54.878), de fecha 4 de julio de 1989, por importe de 205.500.000 Ptas. que se entregó a Tomas Allende , que se contabilizó en Banesto en la Cuenta 1866.1111 como "complemento a la compra de locales para almacén en la C/ Mesejo".
Este cheque fue ingresado por Tomás Allende en el Banco de Comercio. Tras diversas disposiciones y cobros en efectivo , se emitió un cheque por importe de 80.500.000 que fue ingresado en el Banco del Progreso en la forma que se dirá.
d) Siguiendo las ordenes dadas por Fernando Garro como Director General del Banco, la Subdirección General de Obras e Inmovilizado, presentó un informe de fecha 22 de diciembre de 1989, dirigido al propio Fernando Garro, para la compra de determinados locales con destino a almacén en C/ Torregrosa, en Madrid. El acusado Fernando Garro autorizó la compra en un importe de 800.000.000 ptas, más 12.600.000 ptas. correspondientes al Impuesto del Valor Añadido, en total, 812.600.000 , ordenando la emisión de cheques por este importe . Fernando Garro conocía que el precio estipulado con los vendedores era inferior, que había quedado establecido en 285 millones de pesetas, pretendiendo de este modo obtener la disponibilidad de la diferencia.

¡Error! Marcador no definido.

La escritura pública de compraventa se firmó el 27 de diciembre de 1989 entre apoderados de Banesto y el vendedor, la sociedad Promotora de Obras S.A., representada por José M. de la Mora Cospedal. El precio fijado en la escritura pública fue de 105.000.000 ptas., cantidad que fue abonada por Banesto a los vendedores. Éstos recibieron además la suma de 180 millones de pesetas como dinero complementario al precio consignado en el documento público .
La cantidad restante hasta completar el total de cheques emitidos por Banesto , se distribuyó de la siguiente manera :
Tomás Allende recibió la suma total de 437.500.000 pts, obtenida mediante dos cheques al portador, los números 189.146 , por importe de 337.500.000 ptas., y nº 189.136 , por importe de 100.000 pts. Ambos cheques compensados por Tomás Allende en el Banco de Comercio. Los cheques nº 189.141 por importe de 20.000.000 ptas., nº 189.142 por importe de 32.500.000 ptas. y 189.143 por importe de 25.000.000 ptas. fueron compensados en el Banco Hispano Americano en una cuenta a nombre de la sociedad de valores "FG Inversiones Bursátiles".
De las anteriores cantidades, la cantidad de 357.500.000 ptas. se pretendió justificar con un supuesto pago hecho a una sociedad instrumental radicada en Gibraltar, denominada "Shillington Investment" , de la que eran representantes María Dolores Arlandis y Robert Cockx y en virtud de opción de compra que esta sociedad tenía sobre esos locales, que en realidad no existió . La diferencia de precio entre el realmente abonado y el escriturado , esto es, 695.000.000 ptas. ( 800 millones – 105 millones ) se contabilizó en Banesto en la cuenta 1868.111 como "complemento compra fincas a Promotora de Obras S.A.".
e ) El acusado Fernando Garro ordenó al Subdirector General de Obras e Inmovilizado Enrique Garde la compra de unas naves en la C / Zamora de la localidad de San Fernando de Henares . En cumplimiento de esta orden se elevó por el citado una propuesta de fecha 14 de Marzo de 1990 en la que se establecía un precio para la compra de 426.800.000 de pesetas, lo que fue autorizado y aprobado por Fernando Garro, quien conocía que este precio era superior al estipulado con los vendedores .

¡Error! Marcador no definido.

El 16 de Marzo de 1990 se firmó la escritura pública de compraventa entre apoderados de Banesto y Francisco Peñalver Castillo y Mariano Aladueña Pérez, como vendedores . El precio consignado en la escritura fue de 140.000.000 pts, abonados a los vendedores . Además se pagó la suma de 16.800.000 pts. por el Impuesto del Valor Añadido.
Además de esta cantidad, se emitieron por el Banco Español de Crédito otros tres cheques al portador por un importe total de 270.000.000 de pesetas cuyo destino fue el siguiente:
El cheque nº- 189.188 por importe de 65.000.000 ptas., y el cheque nº 189.191 , por importe de 102.500.000 de pesetas , fueron entregados a Tomás Allende y compensados por éste en el Banco de Comercio, de los que fueron dispuestos pagos en efectivos o por la emisión de cheques. Ha quedado acreditado que de los cheques así emitidos se dispuso de un importe de 54.000.000 , para la compra por parte de la Sociedad "Inversiones Archanda" de un inmueble sito en Madrid en la c/Manuel Uribe nº 14. Esta sociedad fue fundada por Fernando Garro y Tomás Allende el 20 de octubre de 1989 . Un tercer cheque nº 189.189 por importe de 102.500.000 de pesetas, entregado a Tomás Allende, fue compensado en el Banco de Sabadell. De estos fondos ingresados en el Banco de Sabadell se efectuaron diversas disposiciones en efectivo a través de otros cheques al portador emitidos por esta entidad bancaria ; de ellos , el cheque número nº02890027 por importe de 88.250.000 fue ingresado en el Banco de Progreso , en la forma que se dirá .

¡Error! Marcador no definido.

f) Fernando Garro dio la orden de adquirir determinadas naves en el término de Azuqueca de Henares . A tal fin se puso en contacto con su subordinado Rafael Rodríguez Castaño , a quien dio el encargo de coordinar la operación junto con Tomás Allende. En ejecución de ello, el 4 de diciembre de 1990 , se elevó propuesta por el Subdirector General de Obras e Inmovilizado , Enrique Garde , en la que se establecía un precio de 730.300.000 Ptas. más los gastos de escritura y notaría, corrigiéndose de forma manuscrita ese importe, que quedó establecido en 814.471.000 de pesetas. Esta propuesta fue autorizada por Fernando Garro, aunque no estampó su firma ni el Visto Bueno como en propuestas anteriores. El 5 de diciembre se celebró el contrato de compraventa entre representantes de Banesto y los administradores de los vendedores, la Sociedad NERCU, S.A. Francisco Javier Martínez Oreja e Iñaki Olazar Bilbao. El precio pactado en ese contrato y abonado por Banesto a los vendedores fue de 364.470.958, incluyendo todos los gastos e impuestos derivados de la operación.
Además se emitieron por el Banco Español de Crédito otros cheques al portador, por un total de 450.000.000 Ptas. Esta cantidad se justificó ante el Banco como pago de unos “estudios medioambientales del corredor del Henares ” que se habían encargado y realizado por las sociedades CIMECON y CIMASA. Estos estudios , en realidad, no se realizaron , colaborando en la apariencia de la realidad de esos informes determinadas personas , que recibieron precio por su intervención . Así, recibieron una compensación económica de 64.000.000 Ptas. Francisco Ayerra Leal, José Miguel Castillo Martínez, Juan Bautista Ciudad Palomo y Juan Manuel Cauqui Pérez , respecto de los que no se ha solicitado responsabilidad en este proceso.
Las correspondientes facturas representativas de ese importe de 450 millones de pesetas fueron firmadas, por indicación de Fernando Garro, por su subordinado Rafael Rodríguez Castaño . Los cheques al portador emitidos para pagar esas facturas fueron entregados a Tomás Allende y posteriormente compensados por éste en el Banco de Comercio, quedando a disposición de Fernando Garro a través de Tomás Allende . Esta cantidad fue dispuesta, al igual que en ocasiones anteriores, mediante la emisión de múltiples cheques al portador que fueron cobrados en efectivo por caja o se utilizaron por Tomás Allende para efectuar diversas compras y pagos. También con cargo a aquella cantidad, se emitió el cheque nº 201.866 por importe de 140.000.000 Ptas. que fue compensado en el Banco de Progreso, en la forma que se dirá .
3. Conforme a lo expuesto, que determinadas cantidades que proceden de los pagos ordenados por Banesto con ocasión de las anteriores operaciones, fueron transferidas desde el banco de comercio al banco de Progreso, oficina de Madrid, dirigida en aquellas fechas por Cándido Fernández Tendero , persona de la confianza de Fernando Garro, razón por la cual éste decidió que auquellos fondos llegasen a esta sucursal bancaria . La finalidad de Fernando Garro era poder obtener la necesaria confidencialidad para la disposición del dinero procedente de aquellas operaciones y, además, se garantizaba la confusión de esos fondos con otras inversiones para disimular tanto el origen como el destino de los mismos. La cantidad que se ingresó en el Banco del Progreso, procedente de la compraventa de los diversos locales y naves, fue, al menos, de 635.164.433 ptas. que procedían de la compensación de cheques emitidos por el Banco de Comercio y por el Banco de Sabadell .
Se ha acreditado que estas cantidades fueron ingresadas y dispuestas en la forma que sigue :
a) Procedentes de los ingresos que se habían realizado en el banco de Comercio, se emitieron varios cheques ( el nº. 154.353 por importe de 41.500.000 de pesetas; el nº 154.358 por importe de 347.767 de pesetas; el nº 06591 por importe de 239.166.666 de pesetas y el nº 144.522 por importe de 45.000.000 pesetas ) . Estos cheques fueron ingresados en el Banco de Progreso a nombre de un tal Antonio Cuesta Gutierrez, con DNI nº 33.815.789 , identidad ficticia que había sido facilitada por Fernando Garro a Cándido Fernández Tendero para ocultar la identidad del real disponente de los fondos.
Con esa identidad se realizaron determinadas inversiones en Letras del Tesoro, que exigían la identificación de sus titulares a efectos fiscales. A su vencimiento las cantidades obtenidas eran objeto de reinversiones en Letras, de nuevo utilizando la identidad ficticia de Antonio Cuesta Moreno, hasta que en un momento dado, y con la suma de otras cantidades procedentes de ingresos en efectivo no identificados, se efectuó la inversión de las cantidades resultantes en Pagarés del Tesoro, que no requerían ninguna identificación personal.
Con las sucesivas inversiones se generó una bolsa de dinero, parte de la cual fue dispuesta por Fernando Garro en la forma que sigue :
a.1) el cheque del Banco del Progreso nº 111605 de fecha 26-4-91 por importe de 6.000.000 fue entregado por Cándido Fernández Tendero a la sociedad TAICSA ,en la que participaba el acusado Garro, administrada y representada por Mohamed Kreaa Kaled que actuaba a las órdenes del mismo. Esta cantidad fue canjeada el 17-5-91 por un cheque del Barclays Bank e invertida, junto con otros 5.000.000 aportados por la sociedad Inversiones Lucenses, en Pagares del tesoro que a su vencimiento dieron lugar a un cheque de 13.590.247 de pesetas que fue compensado en Bandesco el día 5-12 91 .
- El día 22 de junio de 1990 se emitió el cheque nº 692.022 del banco de Progreso por importe de 30.000.000 pts. Este cheque fue compensado ese mismo día en la cuenta del Banco de Vitoria de la que eran titulares el acusado Fernando Garro Carballo y su esposa Virginia Lopez-Chicheri Daban, cantidad que fue aplicada a amortizar parcialmente un crédito hipotecario del que eran deudores .
a.2) Los cheques del Banco del Progreso nº 80000120 por importe de 1.963.210 ptas. y nº 80000117 por importe de 1.325.740 ptas, ambos de fecha 12-6-90, fueron entregados por orden del acusado Garro, a Jacques Portrat , Administrador de la sociedad inmobiliaria Parque D´Es Cubells , y cobrados por éste, mediante compensación en la sucursal del Banco de Santander en Ibiza, como parte del pago de determinadas fincas . Estos cheques fueron entregados como parte del precio de dos fincas en la urbanización parque D´Es Cubells vendidas por el sr. Portrat a dos sociedades de Fernanado Garro . Así , el 12-4 91 se vendió una de esas fincas a la sociedad S´es Vents Ltd, representada por cuenta de Fernando Garro por Mohamed Kreaa Kaled; el 23-3-93 se vendió la otra finca a la sociedad Inversiones Lucenses, representada por José Luis garcía Trabanco, siguiendo también instrucciones de Fernando Garro .
La sociedad Inversiones Lucenses se constituyó por Jose Luis Garcia Trabanco, Esther Zaldivar Barea y Maria Francisca Martínez Castejon . Estas personas accedieron a figurar como accionistas de la sociedad a petición de Fernando Garro, para quien habían trabajado en el Banco Español de Crédito . No obstante, las instrucciones acerca de la administración y funcionamiento de la sociedad eran dadas por el acusado. Inversiones Lucenses , tras ser participada mayoritariamente por la sociedad extranjera My Frist Coorp, representada también por Mohamed Kreaa, mantuvo en la administración a José Luis García Trabanco, continuando la sociedad bajo el dominio del acusado Fernando Garro. a.3) Los cheques del Banco del Progreso n º8000119 por importe 2.072.034 pts y nº 8000118 por importe de 3.160.385 ptas., ambos de fecha 2 de Junio de 1990, fueron entregados también a Jacques Portrat , quien a su vez los entrego a Angel Lloreda Mas y Rafael Frutos Decoro, en pago de unas obras y proyectos que se habían realizado en las fincas mencionadas en Els´Cubells, en Ibiza .
b) Con fondos procedentes en el banco de Progreso se efectuaron determinadas inversiones en Pagarés del Tesoro que se identificaban con una serie de nombres en “clave ” como ALMORADIEL, GUINDALERA, EL GROVE y CENTINELA , todos ellos, facilitados al Banco del Progreso por el acusado Fernando Garro .
2.- También por decisión de Fernando Garro se efectuaron otros ingresos en el Banco del Progreso procedentes de las cantidades ilícitamente obtenidas en estos hechos que se invirtieron en “Letras del Tesoro” a nombre de MARIANO GOZALEZ ALVAREZ, con D.N.I .nº. 51.432.793, identidad igualmente ficticia y que también fue facilitada al Banco del Progreso por Fernando Garro.
Estos fondos fueron igualmente objeto de posteriores reinversiones en “Pagarés del Tesoro” identificados con los nombres clave antes señalados que también facilitaba el acusado Fernando Garro. Todos los fondos depositados en el Banco del Progreso, siempre bajo identidades ficticias o nombres clave que proporcionaba intencionadamente el acusado Fernando Garro, fueron objeto de un constante movimiento entre ellos mediante traspasos y emisión de cheques al portador con la exclusiva finalidad de dificultar su identificación y facilitar su disposición final por este acusado.
A resultas de estos hechos, el Banco Español de Crédito pagó indebidamente al menos la cantidad de 1550 millones de pesetas que quedaron a disposición del acusado Fernando Garro .

Dostları ilə paylaş:

©2018 Учебные документы
Рады что Вы стали частью нашего образовательного сообщества.
?


une-dlibration-du-conseil.html

une-histoire-critique-de-6.html

une-histoire-dintimits-et.html

une-nouvelle-cible-pour.html

une-pdagogie-interactive.html